7 feb. 2017

LUSURFER

 De entre los cientos de inviduos  que  abarrotábamos el pico había  uno, en  especial, que  destacaba.

Un tipo enfundado en neopreno  rojo se hacía  notar  entre  tanto  surfero  a  pedales.
 Surfeaba una  tabla ensangrentada cual  ferrari desbocado  que  despedía penetrantes estelas con cierto hedor a queroseno y azufre.

Sin lugar a dudas  era....una mala  bestia de las  olas.

Esperando la serie me  propuse  entablar  conversación  con tal elemento a fin de caer  simpático y ser  educado.

-Chachoooo...pibe...¿que  hay que  hacé pa'cojé olas como tú...?

Esbozó una  de  esas blanco-nuclear sonrisas profident de los  anuncios y picándome uno de sus cristalinos, casi transparentes, ojos...me respondió:

-Véndeme  tu  alma...

En aquel  instante, debo  confesar que  se  me  erizaron los  pelos  del  culo y no paré de  remar  hasta  la  orilla desde  dónde  pude  verlo  cogiendo  otra  ola  impresionante encadenando mil y una maniobras  imposibles...
(Rock Band Logo)
MORALEJA: Éramos  pocos y hasta  el puto  diablo  surfea....

No hay comentarios:

Publicar un comentario