25 dic. 2015

PUTO SURFING

Hace apenas  unos  meses incineramos  a mi padre. Surfeó  -casi-  hasta  el  final  de sus  días. Una maldita enfermedad degenerativa  le alejó de  las  olas sólo algunos  meses  antes  de  su  muerte. Mi  hermano  y yo arrojamos  sus  cenizas  al mar, cerca de su  playa, como  siempre  nos  había  dicho. También  quería  que  le  arrancásemos  el  corazón y lo  enterráramos en la  orilla pero  supongo que  las  autoridades competentes  no nos  lo hubiesen  permitido. 
Siempre fue  un  peliculero...el  muy  jodío.

Hasta  el  último momento mantuvo imborrables el  azul de  su  mirada y las eternas arrugas  de su  rostro. Los  cuatro pelos  que  le  quedaban seguían  siendo  rubios y  aún  conservaba  la marca de la  amarradera  en  su  tobillo  derecho.

Para  bien o para mal, me  tocó  vivir  a  su lado  su último  aliento.
Me  pidió que me  acercara  para  susurrarme algo  al  oído. Yo pensé  que  iba   a ser  un "te  quiero" o  un sencillo "adiós". Pues  no.
Sus  últimas  palabras fueron: "Chacho...¿hay olas  hoy? "
Antes  de  que  pudiera reaccionar o  contestar ya había  dejado  de  respirar. Creo que  ni tan  siquiera me  reconoció. 
Ni el  puto Alzheimer pudo  con sus jodidas olas.

Muy  a  su pesar, sus hijos no  continuamos  su  pasión. Solía  decirnos  que habíamos salido al  lado  oscuro.

Hace  unas  semanas, mi mujer y yo  llevamos a  nuestra  hija, por  primera  vez, a  la  playa.
 Tiene apenas un año, es  rubia, de ojos  azules y  muy blanquita  de  piel. La  miro y  me  recuerda  a...alguien. 
Cuando sus  pies tocan  la  arena, la  observa, alza la mirada y me sonríe. De repente echa a correr con pasos  torpes  hacia  la  orilla señalando las  olas que  rompían  cerca  de  ella y...comienza a  llamarme.

- ¡¡¡Papi...papi...!!!
-¿Que  pasó  cari...?
-¡¡¡Olas...olas...!!!
-Si  cari...las  olas...¿te  gustan..?
-¡¡¡Olas...olas...chopi chachi...chopi  chachi...¡¡¡

No se...¿reencarnación o  herencia..?
¡¡¡Puto  surfing!!!



1 comentario:

  1. Que tal ALX,
    Bueno, me ha parecido muy entrañable y lleno de cariño lo que has escrito. Las cenizas de mi madre tambien reposan en una pequeña cala y aunque suene raro cuando a veces miro hacia la orilla me suelen asaltar ciertos pensamientos, te juro que tengo entrado solo estando el mar plato y de repente levantarse una pequeña serie, y voy y digo aquello de "gracias mama", ya te digo, es algo sin sentido y que puede parecer ridiculo...
    Lo dicho, gracias por compartirlo.
    Un abrazo y que disfrutes con los tuyos, bye!

    ResponderEliminar